MANIFIESTO DEL FORO “ENCINAL”

I. La Dehesa es una paisaje típico de nuestra tierra donde se denota la convivencia del hombre con el medio ambiente. La intervención del hombre sobre las masas forestales ha originado un agrosistema caracterizado por formaciones arboladas de encinas y alcornoques abiertas con aprovechamiento mixto agrícola, forestal y ganadero.

II. Entendemos por Dehesa al sistema de uso y gestión de la tierra y sus recursos tanto de índole forestal, ganadera, cinegética y agrícola, de una superficie de pastizal y monte mediterráneo con presencia dispersa o de baja cobertura de vegetación arbórea de encinas y alcornoques, la cual da lugar a un agrosistema de alto valor ambiental, un paisaje equilibrado y característico, y a una abundante biodiversidad.

III. El arbolado que puebla nuestras dehesas, encinas y alcornoques, se ven gravemente afectados por el fenómeno de la Seca de los Quercus, que produce grandes estragos en sus poblaciones y unas tasas altísimas de deforestación, ya que anualmente se cortan miles de encinas y alcornoques secos como consecuencia de este fenómeno.

IV. Este fenómeno conocido como la “Seca” está afectando con gran virulencia a las Dehesas desde principios de los años ochenta, debilitando cada vez más las masas de quercíneas, provocando la muerte de numerosos pies y ocasionando la degradación de un ecosistema tan importante y exclusivo de la Península Ibérica.

V. La “Seca de los Quercus” está provocada, principalmente en la provincia de Huelva, por el hongo de suelo Phytophthora cinnamomi, tal y como se demuestran en los distintos estudios llevados a cabo hasta la fecha de hoy – Proyecto de estudio sobre la enfermedad de “La Seca del Encinar” conjuntamente realizado por ASAJA – HUELVA, la Universidad de Córdoba, Universidad de Huelva y Diputación de Huelva, Proyecto de I+D de Asaja-Huelva “La Seca de la Encina y su repercusión en nuestras Dehesas y en el Cerdo Ibérico”, ATRIAS de la dehesa, etc... -, aunque puedan existir distintas causas coadyuvantes que aceleren el proceso de decaimiento.

VI. La Seca repercute de forma muy directa y catastrófica en sectores tales como el cerdo ibérico, el corcho, el turismo rural y otros aprovechamiento de índole forestal, agrícola, cinegético y ganadero, provocando grandes pérdidas económicas y a su vez provocando el despoblamiento de las zonas rurales.

VII. La importancia ecológica, económica, social y cultural de la Dehesa justifica la necesidad de emprender acciones que erradiquen este fenómeno y permitan el desarrollo y explotación normal de la Dehesa, ya que si se pierde el arbolado que las puebla, desaparece el significado de la Dehesa.

VIII. Por todo ello, el Foro para la Defensa y Conservación de la Dehesa “ENCINAL”, tiene como objetivos los que a continuación se detallan a modo de Decálogo:

1. Aunar esfuerzos con los distintos sectores implicados para la lucha y búsqueda de soluciones viables para este fenómeno.

2. Dar a conocer a toda la sociedad el terrible problema al que están sometidas nuestras Dehesas de encinas y alcornoques.

3. Dar a conocer el Foro públicamente y resaltar las principales actividades del mismo.

4. Informar e invitar a la Administración a formar parte activa del Foro y fomentar el establecimiento de acuerdos para el desarrollo de líneas de trabajo para la lucha contra la Seca. Igualmente reclamar la puesta en común de los conocimientos y avances que se hubieren producido para dar los primeros pasos efectivos en la solución del problema..

5. Solicitar a las Administraciones competentes que establezcan las ayudas pertinentes a los afectados, reclamando una mayor implicación a través de un óptimo desarrollo de la Ley de la Dehesa y que sea de la mano de la Administración, que la problemática de la Seca y la importancia de la Dehesa en todos los aspectos llegue hasta Bruselas.

6. Fomentar la investigación de este fenómeno hasta conseguir algún resultado efectivo que permita combatirlo.

7. Difundir los valores de las Dehesas y su importancia en la población rural de la zona, como factor que evita el despoblamiento.

8. Mantener una información constante del estado de nuestras Dehesas y de la evolución de este fenómeno, dirigida tanto a las Administraciones competentes como a la sociedad en general.

9. Realizar un seguimiento de cómo el fenómeno de la Seca afecta a las economías y al desarrollo de los sectores directamente o indirectamente dependientes del ecosistema de la Dehesa.

10. Procurar el reconocimiento por parte de todos los agentes antes mencionados, así como de la Unión Europea, de la extraordinaria importancia medioambiental del ecosistema de la Dehesa, como un destacado sistema y valioso exponente de biodiversidad, productor y generador de oxígeno, y elemento vital e imprescindible en la fijación de la humedad, del equilibrio del clima y por consiguiente, en la lucha contra el cambio climático por el que tanta preocupación manifiestan en la actualidad todas las Naciones del mundo.




¿Estás de acuerdo con lo expuesto? Firma

Foro Encinal - Accoda Business Solutions 2008 ©